¿Recuerdas cuando llegaban los Reyes a tu casa y disfrutabas de lo que habían traído como si fuera oro molido?… eso aún sigue pasando, pero sólo entre los peques de menos de 8 años. Si, lo cierto es que por culpa de la grandísima publicidad que se hace en los medios y en internet.

Hispanic family Christmas shopping online

Hispanic family Christmas shopping online

Los chavales cada vez quieren más y más cosas que están fuera del alcance de las familias humildes (móviles, drones, robots casi de verdad… y por supuesto las videoconsolas de las narices con sus elevados precios y sus juegos casi imposible de superar), por lo que estamos consiguiendo entre todos que los críos de ahora se conviertan en seres con profundos daños en el espíritu dado que sufren verdaderas decepciones.DOCU_IDEAL

Una decepción a esas edades puede convertirte en el futuro en una persona amarga y enfadada de por vida. Es sencillamente un problema de educación, cuanto más convencidos están de que con “sólo desearlo” van a tener su regalo, peor les irá más adelante porque la vida, queridos lectores, lo primero que te enseña es que “no basta con querer algo” te lo tienes que currar para conseguirlo, la antigua ley del esfuerzo y la recompensa.navidad-a-la-antigua-alegorias.es_ (10)

Aún así, los papás actuales cometemos el error de tratar a nuestros hijos como si fueran de mantequilla, como si lo único que importara son sus deseos y cubrirlos todos a pesar de no poder con nuestras vidas por culpa de no tener un trabajo con un sueldazo o sencillamente estar en el paro como tantos miles de españoles.navidad-a-la-antigua-alegorias.es_ (11)

Quizá a los nenes que han tenido que sufrir el pauperio de sus padres les vaya mucho mejor después, dado que, sin querer, están aprendiendo que la vida no es un cuento de hadas con un final feliz. De hecho, acaba mal la cosa, antes o después y eso lo tenemos clarísimo todos los que hoy aún respiramos.navidad-a-la-antigua-alegorias.es_ (8)

Lo mejor que podemos hacer es ir enseñando a nuestros hijos a conseguir objetivos, a sentirse orgullosos con ellos mismos y no depender de llevar el último modelo de móvil para ser “especiales”… El que estén aquí, con sus ideas, con su persona entera ya les hace únicos y reales, diferentes y maravillosos, no es necesario que los demás evalúen en base al poderío económico de sus padres el valor intrínseco de cada personita. Si lo hacen, no valen un duro.navidad-a-la-antigua-alegorias.es_ (2)

La Navidad es un buen momento para que todos los padres nos planteemos lo que en realidad necesita nuestra progenie, “no lo que quieren”, lo que necesitan y por supuesto aquí entra el jugar y divertirse, es como los peques aprenden las cosas importantes de la vida. Pero pueden jugar con una pelota o con un juego de construcción, o con un buen libro para pintar y dibujar…navidad-a-la-antigua-alegorias.es_ (7)navidad-a-la-antigua-alegorias.es_ (5)

No es necesario que el regalo sea carísimo de la muerte para que al nene le entusiasme. Os lo digo por experiencia, tengo tres hijos y a veces cuando la puñetera de mi suegra se gastaba un dineral en alguna chorrada de juguete complicadísimo de manejar, los críos terminaban jugando más y mejor con las cositas más sencillas y que les permitían desarrollar su imaginación.navidad-a-la-antigua-alegorias.es_ (3) navidad-a-la-antigua-alegorias.es_ (4)

Es así de sencillo, ellos son un campo limpio y muy rico en posibilidades, nosotros somos los que debemos plantar las semillas de lo justo, lo honesto, los sentimientos y emociones en sus mentes y almas… Si se riegan bien, floreceran apabullando a los lelos que se quedaron “literalmente colgados” de un wassap o de internet o de un juego en el que la violencia es la materia prima.navidad-a-la-antigua-alegorias.es_ (9)

¡Estáis a tiempo! No les jorobéis la vida, ellos son inocentes y no se merecen un futuro tan chungo.navidad-a-la-antigua-alegorias.es_ (6)navidad-a-la-antigua-alegorias.es_ (1)

 

Compartir: