Es una de esas afirmaciones que nadie se cree porque es una flagrante mentira para que los que no somos tan guapos, nos conformemos. Pero no lo hacemos, seguimos intentando mejorar nuestro aspecto físico a toda costa, de ahí que la profesión de cirujano plástico sea tan boyante.

wallpaper-362e9 wallpaper-47215 wallpaper-5477 wallpaper-39c2b wallpaper-21eea wallpaper-26d8f wallpaper-8418 wallpaper-195a7

Compartir: