No creo que nadie sepa nunca a quién se le ocurrió unir unos cuantos troncos o aprovechar un buen madero para cruzar un río o viajar por él… a partir de ahí, todo fue añadir madera, maromas, unos palos, telas y más… hasta acabar con los bellísimos navíos que podemos encontrar por todos los mares, lagos y ríos del mundo. Por cierto, los barcos más antiguos que se han encontrado tienen la friolera de unos 100.000 (año arriba, año abajo) ¡Tela!el barco-alegorias.es (2) el barco-alegorias.es (3) el barco-alegorias.es (4) el barco-alegorias.es (5) el barco-alegorias.es (6)

Compartir: