Alegóricamente, cuando estamos contentos, cantamos… Pero no creo que sea exclusivamente por estar contento, cantamos porque nos mola y punto. Nos gusta oírnos desafinar e intentar llegar una y otra vez a conseguir el tono ese tan puñetero que nuestro artista favorito nos regala sin casi esfuerzo. Es frustrante y nos incita a seguir dale que te pego, fastidiando a los pobres vecinos, cantando y cantando, desafinando hasta el infinito y más allá, con tal de conseguirlo. Pero podemos estar tristes, decaídos, cabizbajos y atacados de los nervios y seguir cantando bajo la ducha. No es un sinónimo de estar contentos, cantar es un sinónimo de ser humanos.cantar bajo la ducha-alegorias.es (2) cantar bajo la ducha-alegorias.es (3) cantar bajo la ducha-alegorias.es (4) cantar bajo la ducha-alegorias.es (5) cantar bajo la ducha-alegorias.es (6) cantar bajo la ducha-alegorias.es (7) cantar bajo la ducha-alegorias.es (8) cantar bajo la ducha-alegorias.es (9) cantar bajo la ducha-alegorias.es cantar bajo la ducha-alegorias.es (10) cantar bajo la ducha-alegorias.es (11) cantar bajo la ducha-alegorias.es (12) cantar bajo la ducha-alegorias.es (13) cantar bajo la ducha-alegorias.es (15) cantar bajo la ducha-alegorias.es (14)

Compartir: