Cada vez más en éstas fechas podemos ver ramitas de acebo colgadas en puntos específicos de las habitaciones en las casas y en algunas tiendas con el fin de impulsar a los que se ponen debajo para que se den un beso. Es divertido y simpático pero tiene su historia y peculiarmente, no comienza con el acebo, más bien con un colega suyo: el muérdago, de hecho, la palabra muérdago en latín se decía mórdicus y significa “mordedor” o lo que es lo mismo, popularmente “dar un muerdo” es dar un beso, y a lo tonto a lo tonto, terminó convirtiéndose en una costumbre. Por aquel entonces pensaban que con las ramas del muérdago podrían encontrar tesoros y riquezas, de ahí que “encontrar a tu pareja” se considerara también un motivo de alegría y triunfo. christmas-tattoo-alegorias.es (3)

En realidad fue la Iglesia (¡cómo no!) la que cambió el muérdago por el acebo, ya que las religiones paganas lo utilizaban para sus festejos, como los romanos, que decoraban las casas con muérdago en su festividad de Natalicio del Sol, o lo que es igual, el nacimiento del sol que “peculiarmente” ocurría los 25 de Diciembre… ¿No os parece una casualidad increíble?… cumplían años el mismo día, el sol de los romanos y nuestro Niño Dios de la religión católica… Otro mangue con adaptación improvisada para conseguir más adeptos al catolicismo… Aún ahora, con el porrón de años que tengo, no se de ninguna costumbre que se haya convertido en popular y repetitiva que de verdad haya nacido de la cuna del cristianismo; prácticamente están basadas en otras creencias y culturas ancestrales. No puede decirse que innovaran mucho, que la liaran parda sí, pero innovar lo que se dice innovar, pues no. christmas-tattoo-alegorias.es (18) christmas-tattoo-alegorias.es (13) christmas-tattoo-alegorias.es (11) christmas-tattoo-alegorias.es (10) christmas-tattoo-alegorias.es (8) christmas-tattoo-alegorias.es (2) christmas-tattoo-alegorias.es (1)

Compartir: